Redactado de La gran enciclopedia Larousse

Porto de Ferrol.jpg
«Porto de Ferrol» por Ramon Piñeiro – originally posted to Flickr as Puerto de Ferrol – 02 May 09. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 2.0 vía Wikimedia Commons.

 

«Fueron tiempos muy divertidos —recordaba Josep Termes—, aunque siempre procurábamos no pasarnos al redactar las entradas. Recuerdo que yo conseguí que Ferrol figurara sin el añadido de “del Caudillo” y como cuna de Concepción Arenal y Pablo Iglesias.»

Tiempo de editores, Xavier Moret, p.135

La revista Minotaure

Minotaurecover

Minotaure està íntimament lligat al moviment surrealista. El primer número veu la llum el 25 de maig de 1933 i la portada és de Picasso. Altres artistes van fer després la seva particular interpretació d’aquell monstre posat de moda per Breton & Cia. Derain, Matisse, Miró, Magritte, Dalí van pintar també la coberta dels números successius.

Dalí parlat, Lluís Permanyer, p.58

Fotografía del escritor en las solapas

81-334x590

Cuando observo mis fotografías de escritor en las solapas de mis libros o en entrevistas y pienso que quien las mira no soy yo sino alguien que nunca me ha visto y que sólo me conocerá por esas imágenes me doy cuenta de lo poco que transmiten, de su insignificancia y su traición, pobre figura tensa, ectoplasma deliberadamente insípido, fijación de lo móvil, negación de lo cambiante, trozo de hielo con el que se pretende representar la corriente impetuosa de un río.

 La tentación del fracaso, Julio Ramón Ribeyro, p.411

Yo vivo con Picassos

Naturaleza muerta con silla de rejilla, Pablo Picasso, 1912

Naturaleza muerta con silla de rejilla, Pablo Picasso, 1912

«Yo vivo con Picassos», me dice, y se levanta. Atraviesa el salón y señala: «Aquí está este Picasso de 1912.» Es un pequeño bodegón cubista, un collage en el que Picasso ha integrado pintura, carboncillo, arena y trozos de papel sobre una superficie gris, casi sucia. «Es una obra muy importante. Del principio del cubismo.» Miquel tiene los ojos fijos en la pequeña obra, claramente cautivado. «Mira la sombra con la arena, y el collage y la madera pintada, la transparencia y la opacidad de la madera…» Sigue comentando los muchos detalles del pequeño cuadro y concluye: «Es una joya. Creo que es una obra maestra.» Sigue con la mirada fija en el bodegón. «El agujero…», dice en voz queda señalando un detalle más.

 Porque la vida no basta, Michael Damiano, p.193

Dientes de león

Pero hay otras cosas que se pueden comer.

Prado en flor con trocos y diente de León, Vincent Van Gogh, 1890

Prado en flor con trocos y diente de León, Vincent Van Gogh, 1890

En primer lugar, los dientes de león. No tienes más que arrancarlos —raíz incluida—, sacudirles la tierra y llevártelos directamente a la boca.

 Un sacerdote en Dachau, Jean Bernard, p.141