Pastís

Bar Pastís, imatge manllevada de la seva pròpia pàgina web

Bar Pastís, imatge manllevada de la seva pròpia pàgina web

El Pástis, donde el ayer es hoy

El bar Pastís, situado en número 4 de la calle Santa Mònica, es para los buenos catadores de ambientes, todavía hoy, un verdadero hallazgo, un diminuto oasis acogedor y personalísimo, un bar con la dosis necesaria de clímax para poder permitirse el lujo de hacer un poco de literatura a sus expensas. Cuando se inauguró, en mayo de 1947, nadie hubiera sospechado que llegara a tener tal longevidad.

Había sido una bodeguilla. Su dueño, una tal María Fernanda, la vendió a monsieur Adrianó. Este francés afincado en Barcelona conoció a Joaquín Ballesteros, un trotamundos que había pasado la mayor parte de su vida en Francia y Argelia. La idea de quien posteriormente se convertiría en el Quimet del Pastís era instalar un bar típico marsellés. Así se lo dijo a mounsier Adrianó, y la bodega pasó de una mano a otra sin previa apertura.

Continua llegint

Kiosco Cazalla

Foto del País, testimonio de la reapertura del Kiosco Cazalla en 2005

Foto del País, testimonio de la reapertura del Kiosco Cazalla en 2005

Las huellas del pasado tan típico de la Barcelona alegre de otros tiempos, iban disipándose paulatinamente. Todas, no. Por ejemplo, en la entrada de la calle Arc del Teatre, todavía estaba un diminuto quiosco de bebidas donde, como ahora, servían una explosiva cazalla con pasas. Fue abierto alrededor del año 1910 por Pepe Beleña, y actualmente sigue vinculado a la familia del fundador.

Historia y leyenda del Barrio Chino, Paco Villar, Pág.259.

Parece que ahora mismo, el propietario es el mismo José Ángel, dueño del Pastís.

London Bar

London Bar

London Bar

Unos metros más adelante se alcanzaba el London Bar —n. 34—. El London, hoy milagroso superviviente de la época radiante de la calle, abrió sus puertas el 23 de junio de 1910. Decorado bajo los más puros preceptos modernistas, se caracterizó desde siempre por acoger a los artistas de circo entre sus fieles clientes.

Continua llegint

Veritat versus reconciliació

Incredulidad de Santo Tomás, 1600-1601,  de Michelangelo da Caravaggio

Incredulidad de Santo Tomás, 1600-1601, de Michelangelo da Caravaggio

…Desmond Tutu argumentó que, a menudo, la verdad crea división. “Reconciliación no significa quedar bien; no significa fingir que las cosas sucedieron de manera diferente a la real. La reconciliación basada en la falsedad y en no afrontar la realidad no es auténtica reconciliación y no durará mucho tiempo. Puede que la verdad no conduzca siempre a la reconciliación, pero no puede haber auténtica reconciliación sin verdad”

Afríca de Martin Meredith

¿Es cierto eso? ¿En todos los casos? ¿En todas las relaciones? Puede que sí, puede que no… En cualquier caso y en cualquier parte, debería ser así. Así lo pienso hoy, al menos.

Déjà vu

Relativity, M. C. Escher, 1953

Medidas contra la crisis estipuladas por el FMI y el Banco Mundial en África en la década de 1980

Como contrapartida a la ayuda prestada, se exigió a los gobiernos devaluar la moneda, retirar las subvenciones, reducir las barreras arancelarias, aumentar los precios de los productos agrícolas, recortar la burocracia excesiva, vender o cerrar las empresas públicas, liberalizar los precios, reducir el déficit presupuestario y el endeudamiento público, y levantar las restricciones a la inversión extranjera.

África de Martin Meredith

Las negras y el título son responsabilidad del editor de esta entrada.