Lo que no quieras para ti, no lo desees a los demás

James Joyce y su hija, Lucía

James Joyce y su hija, Lucía

Joyce envió a su hija* a Jung; entre otras quejas, la chica se negó a hablar. El propio Joyce, que raramente paraba de hablar, se negó a que Jung le analizase y escribió en Finnegan’s Wake: «Oh, pidvor, no quiero simpóticos expérticos… y yo purdo psicanaperderme yosolo cuando quiera…

Mi oído en tu corazón, Hanif Kurieshi, 187

* A Lucía Joyce le fue diagnostica esquizofrenia de muy joven. Pasó la mayor parte de su vida en un hospital psiquiátrico hasta que falleció en 1982.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s