Gesto de Picasso

Retrat d’una ballarina espanyola, Joan Miró, 1921

Según Ferran [Ferran Cano], Miró le contó que una vez Picasso lo visitó en su estudio y se quedó asombrado por un cuadro en particular, Retrat d’una ballarina espanyola. Picasso se lo quiso llevar. Le dijo a Miró que, a cambio, podía ir a su taller y elegir cualquier cuadro. Podría venderlo y vivir del dinero durante un año. Picasso se llevó el Miró, y ahora es una de las pocas obras de la colección personal de Picasso expuesta en el Musée Picasso de París. A Miró, sin embargo, el intercambio le pareció tan injusto que nunca fue al taller de Picasso a reclamar el cuadro que le correspondía.

Porque la vida no basta, Michael Damiano, p.52
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s