Diferencia entre naturalezas muertas españolas y las de otras tradiciones europeas

Bodegón con cabeza de cordero, Francisco de Goya

Diferencia entre naturalezas muertas españolas y las de otras tradiciones es particularmente interesante cuando se compara, por ejemplo, los bodegones barrocos españoles y las naturalezas muertas flamencas coetáneas  Una típica naturaleza muerta flamenca representa un espacio bien iluminado. Puede haber cortinas confeccionadas con telas exóticas que enmarcan una mesa cubierta por un mantel fino. Los manjares son exquisitos: frutas sin maca alguna que reflejan la luz, carnes exóticas y ricos quesos. Todo ello presentado en fuentes de plata entre cálices de oro y cubiertos ornamentados. Es una pintura de un lujo singular.

El bodegón español es muy diferente. Es oscuro; los colores principales suelen ser el negro y el ocre. Hay una mesa de madera rústica o de piedra. El fondo es casi negro, sin crear mucho sentido de espacio y si al fondo se puede vislumbrar algo es una pared sencilla y pobre. La comida sobre la mesa tiene lacras. Los melocotones o las manzanas están macados y hasta puede que estén empezando a pudrirse. A veces hay un animal muerto y sucio tendido sobre la mesa. Los cubiertos son de materiales pobres como peltre o madera y están gastados, sus marcas denotan los muchos años de uso. Todos los objetos del bodegón muestran los efectos del paso del tiempo, la comida está en pleno proceso de descomposición y esa inevitable descomposición es una sobria meditación sobre la muerte.

Porque la vida no basta, Michael Damiano, p.61
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s