Lo que supone no jurar lealtad al Führer

La población sudete recibe a las tropas nazis, octubre de 1938

Los últimos días de marzo corre por el campo la noticia del ingreso de diecisiete «policías» luxemburgueses que, al parecer, se han negado a jurar lealtad al Führer. Nos enteramos de que no les han rapado la cabeza y que se rigen por normas distintas a las nuestras; y, además, que cuando entregan sus ropas de ellas caen varios rosarios.

Un sacerdote en Dachau, Jean Bernard, p.127/128
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s