Ejemplares firmados

Imagen extraída del Mundo. Sánchez Dragó muestra la cicatriz de una operación

¿Qué camino siguen los libros que un autor dedica, esos libros que, además de haber escrito, ha tenido en sus manos, ha rubricado con su firma, contienen unas palabras —amables, banales, ingeniosas— más que cualquier otro ejemplar junto a un nombre prestigioso o insignificante? El ejemplar de Autorretrato de desconocido que yo le dediqué a Jaime Gil de Biedma lo compró Cilleruelo en una librería de viejo barcelonesa. No es raro encontrarse con obras hiperbólicamente dedicadas a un autor ilustre que tienen los pliegues sin cortar. Caso distinto es el de un mamotreto del donjuanesco Sánchez Dragó y que estaba dedicado a un nombre femenino “en recuerdo de una tarde inolvidable”; no había pasado un año de la fecha que figuraba al pie de la dedicatoria; algunas tardes inolvidables que se olvidan demasiado pronto (y no sólo por parte del Don Juan lenguaraz).

Días de 1989, José Luís García Martín, p.85
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s