Kipling, a juicio de Stevenson

Rudyard Kipling, 1892, postal fotográficade Bourne & Shepherd

Rudyard Kipling, 1892, postal fotográficade Bourne & Shepherd

«Me asombra por su precocidad y por la variedad de sus atributos —escribió Stevenson—. Pero me alarma por lo copioso y apresurado de su producción… Yo nunca fui capaz de nada así, y a buen seguro nunca he sido culpable de algo semejante, de semejante orgía de producción… Contemplo, leo, admiro, me regocijo en lo que me toca, pero en lo que se refiere a una ambición que todos tenemos, relativa a su vez a nuestra lengua y literatura, me siento herido… Es cierto que Kipling posee grandes dones: las hadas madrinas de los cuentos de hadas estaban todas achispadas cuando lo bautizaron. ¿Qué hará con todos ellos?

Introducción de W. Somerset Maugham, El mejor relato del mundo y otros no menos buenos, Rudyard Kipling, p.37
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s