Català com a llengua vehicular

Esperit català II, Antoni Tàpies, 1974

Esperit català II, Antoni Tàpies, 1974

Durante todo el período de los Austrias, el catalán sigue siendo la lengua de la administración y del pueblo. Las cosas empiezan a cambiar con la llegada de los Borbones. A partir de 1717, la corte recomienda el uso del castellano, pero con la mayor discreción: «Hay que actuar de tal modo que se consiga el objetivo sin que se note». Esta tendencia se confirma y se precisa en la segunda mitad del siglo. Un decreto de 1768 ordena que sólo se publiquen obras en castellano, a fin de acelerar la integración lingüística; sin embargo se sabe que en la Universidad de Cervera se siguen imprimiendo catecismos y otros libros en catalán sin que el poder se oponga a ello. En 1780, unas nuevas instrucciones del gobierno recomiendan generalizar el uso del castellano, pero no hay ningún texto que prohíba formalmente el uso de las lenguas regionales.

Breve historia de la Inquisición en España, Joseph Pérez, p.195
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s